Delirio

Uno de los primeros restaurantes en la colonia Roma fue Delirio, (de la chef Mónica Patiño que ahora dirige su hija Micaela) justo en la esquina de Monterrey y Álvaro Obregón, en un cruce demasiado conflictivo y ruidoso que se olvida cuando entras al lugar. Los techos son altos y los colores básicos son el negro y el café. Desde que llegas puedes percibir el olor a especies que invade al lugar. Cuenta con un menú semanal de dos tiempos, una sopa o pasta y tres platillos a elegir, también cuenta con panes, sandwiches y a partir de las 5 pm, hay botanas y tapitas. Sus postres son variados y una de las cosas que más me gusta son sus aguas de sabor que siempre son mezclas interesantes de frutas con especies o verduras. Delirio funciona como autoservicio, pides, te sientas, te llaman, comes y  pagas. En las mesa hay una salsa, pimienta y sal marina, dentro del local venden productos gourmet de Mónica Patiño y otras marcas, el servicio es bueno, la presentación a la hora de servir pobre, la limpieza un poco descuidada y los precios un poco elevados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: